JP Morgan ha adelantado en un informe que el derrumbe del puente de Génova podría suponer un coste para la industria aseguradora de entre 400 y 600 millones de euros.

Avanza, asimismo, que, en base a los datos conocidos hasta ahora, supondrá unos costes iniciales de partida de unos 70 millones de euros para SWISS RE, de 50 millones para ALLIANZ y de 20 millones para TALANX.

Ninguna de estas cantidades es relevante en las previsiones de ingresos de los tres grupos por lo que la firma no cambiará su recomendación sobre ellos.

En su trabajo, no obstante, el banco se muestra muy cauto sobre el impacto del siniestro toda vez que, puntualiza, las causas del mismo “aún no se conocen realmente”. Recuerda que hay unos límites establecidos por el seguro y que en todo caso las coberturas se refieren a los daños causados en la estructura del puente, la interrupción del negocio del operador del peaje y del ferrocarril, así como las exposiciones aseguradoras por cuestiones relacionadas con la RC y las pólizas de Seguro de Vida y Seguro del Automóvil de los implicados.

Fuente: Buena Fuente