En vista de los hechos actuales, muchas organizaciones han sentido los efectos de la incertidumbre, debido a la exigencia que impone la pandemia por coronavirus (Covid-19) de aplicar políticas de trabajo desde el hogar.

Walmart, Google, Amazon, Facebook, DELL Technologies, son algunas de las grandes compañías inscritas en los primeros lugares de la lista de empresas que han adoptado nuevos modelos de trabajo que permitan a los colaboradores mayor flexibilidad para llevar a cabo sus funciones de manera remota, o como se conoce en términos anglosajones, «Remote-First» o «Fully Remote».

Además de despertar en los líderes empresariales el sentido de urgencia, de sensatez y de priorización, también ha llevado a las organizaciones a repensar cuáles son los activos, incluyendo el capital humano, que son estrictamente necesarios para garantizar la continuidad de la empresa.

Sin embargo, cada vez son más los trabajadores que quieren conocer «la libertad recién descubierta» de trabajar de forma remota, mientras que los empleadores apuestan por ser más flexibles, amigables y modernos.

«Trabaja donde te sientas empoderado para hacer tu mejor trabajo», exclamó Edyt Salazar, directora ejecutiva de ZETTA, compañía líder en proporcionar soluciones completas de tecnología de la información (T.I.) y transformación digital en Venezuela.

La reciente decisión de esta empresa, con sede en Panamá, de poner en marcha una política de trabajo como el «Remote-First» proviene del aprendizaje que han dejado como activo organizaciones, tales como Twitter.

Estas proveen a sus trabajadores las herramientas tecnológicas y un soporte técnico efectivo para mantener la productividad sin la necesidad de moverse hacia una ubicación física específica.

ZETTA es prueba de que los equipos remotos pueden llegar a ser tan unidos y cooperativos como aquellos que dedican horas a la semana a interactuar en espacios cerrados.

De la misma manera, trabajar remotamente significa ser igual de productivos, o «tal vez, aún más»; según indicó Salazar

La compañía tecnológica global, en su conjunto, trabaja para garantizar que cada miembro del equipo se sienta incluido y valorado, sin importar dónde se encuentre su escritorio.

«Para poder dar certidumbre a todo nuestro equipo, forjamos nuestra transformación digital a través del Remote-First, un modelo de trabajo que permitirá acelerar los procesos de ideación, coordinación y socialización en las distintas áreas de la compañía», apuntó.