Inicio Actualidad Hay una cura para la hepatitis C, pero las aseguradoras no quieren...

Hay una cura para la hepatitis C, pero las aseguradoras no quieren pagar por ella

80
0
Compartir

Hay cura para la enfermedad de la hepatitis C. De hecho, hay cura desde hace cinco años. El único inconveniente es que los medicamentos que pueden ayudar a frenar esta enfermedad viral y crónica y potencialmente mortal no son accesibles para la mayoría de afectados.

Y no son accesibles porque las aseguradoras estadounidenses, públicas (Medicare y Medicaid) y privadas, no quieren pagar por ellos. El proceso de cura es caro: de media, puede llegar a costar unos 100.000 dólares por paciente; pero sus resultados son bastante eficaces, según subraya un informe publicado este jueves en Open Forum Infectious Diseases.

Son especialmente exitosos los resultados de los antivirales de acción directa (DAA) existentes desde 2014. Estos son más nuevos y han logrado una tasa de curación superior al 90%. Previo a estos, los DAA también funcionaban, solo que en menor medida. Su uso era muy efectivo especialmente para inhibir o evitar un replicación. Aunque no siempre lograban eliminar definitivamente el virus.

El problema que se arrastra la cura de la Hepatitis C desde hace años es su elevado coste. Desde Iniciativa Medicamentos para Enfermedades Olvidadas (DNDi), incluso, se están intentando buscar alternativas de medicamentos más accesibles. Hay uno en prueba que podría costar 300 dólares.

Por ahora, la terapia de DAA —que dura doce semanas— se suministra a cuentagotas en los hospitales o centros médicos de Estados Unidos. Los requisitos para recibir este tratamiento son muy restrictivos. Entre ellos, según subraya este artículo de Gizmodo, se puede llegar a exigir una visita previa a un especialista muy costoso. Algo que, de nuevo, supone una barrera de entrada. O también se excluye a las personas que consumen drogas, que son precisamente uno de los grupos más vulnerables y afectados por la enfermedad.

Los antivirales de acción directa (DAA) existentes desde 2014 han logrado una tasa de curación superior al 90%

Por lo general, la DAA solo se suministra en aquellos casos extremos y en los que la infección está ya muy avanzada y ha causado otras dolencias graves como cáncer o cirrosis hepática.

El estudio publicado este jueves pone en relieve precisamente esto: un descenso alarmante del suministro de la cura. O lo que es lo mismo: miles de enfermos sin tratar por culpa del sistema sanitario y el elevado coste del medicamento. Según el informe, la cura les fue denegada un 52.4% de pacientes de seguro privado; mientras que en los públicos también se rechazó en un 34.5% (Medicaid) y 14.7% (Medicare).

Además, el estudio recalca que este problema, lejos de solucionarse, va en aumento: el número de denegaciones aumentó de un 27.7% de pacientes al 43.8% de 2016 a 2017.

Según datos del Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), la hepatitis C causa al año más de 20.000 muertes solo en Estados Unidos. En los últimos años, además, el número de personas que contrajo la enfermad se triplicó, y pasó de 850, en 2010, a 2.436 en 2015. Todos estos datos son estimaciones, ya que muchos nuevos casos no están reportados por desconocimiento del propio paciente, que no sabe que tiene la enfermedad.

Fuente: Playground Mag

Comenta y se parte nuestra comunidad

Somos Seguros no es responsable por comentarios emitidos por terceros en el foro.

Compartir