Debido a diversas denuncias de parte de personas aseguradas con respecto presuntos cobros indebidos o sobreprecios de los servicios clínicos-hospitalarios del país, así como de honorarios médicos, la Superintendencia de la Actividad Aseguradora (Sudeaseg), la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Precios justos) y la Alianza Interinstitucional de la Salud realizarán mesas de trabajo, con el fin de “atacar” la situación, desde la competencia de cada organismo.

En una nota de prensa difundida por la Sudeaseg, se informó que la primera aproximación se inició el 23 de febrero, durante reuniones conjuntas entre la Sundde y la Sudeaseg, para establecer futuros cronogramas de trabajo. El conflicto generado por los altos costos en servicios de salud, va ligado directamente con la escasez de divisas y los altos índices inflacionarios, que según la firma Econometrica cerró el año 2016 por encima de 500%.

Sudeaseg sin resultados concretos

En una segunda reunión, se debatieron temas de interés para la resolución de conflictos, mostrándose con claridad el proceso del Sistema de Atención Primaria (SAP), por el cual se formalizan y se dan respuestas a las denuncias en el incumplimiento de las obligaciones asumidas en el contrato de seguros. A pesar de ello, lo único acordado hasta ahora públicamente es darle continuidad a las reuniones, para buscar soluciones a las denuncias, sin alguna solución concreta.

El problema de los costos en el servicio de salud que las Superintendencias quieren suavizar, es el principal conflicto que enfrenta la empresa de medicina prepagada Sanitas Venezuela, que luego de intensos rumores sobre su presunto abandono del mercado nacional, emitieron un comunicado aclarando que “a pesar de las adversidades, entre ellas, una tarifa insuficiente en un país con altos niveles de inflación que no nos permite cubrir los costos operativos, nos estamos esforzando por restablecer la atención en los centros asistenciales adscritos”.