Inicio Actualidad El Seguro se juega el futuro con una sociedad enferma

El Seguro se juega el futuro con una sociedad enferma

166
0
Compartir

La Semana Mundial de los Mediadores abre la puerta a nuevos productos de salud que ayuden al cliente a prevenir enfermedades, mejorar la alimentación, hacer más ejercicio y desterrar los hábitos nocivos de sus clientes

La gran paradoja de los grandes avances médicos y sanitarios, que mejoran la atención sanitaria de los clientes de aseguradoras y población en general, amenazan al mismo tiempo la supervivencia del sector privado de salud y al mismo tiempo ponen contra las cuerdas al sistema público. Así dibujan la situación los expertos de seguros del ramo preocupados por mejorar la prevención y el bienestar de sus asegurados. Pretenden atenderlos mejor, pero garantizar también el desarrollo del aseguramiento en España, donde aumenta la longevidad y el envejecimiento de la población de manera que se hace compleja la evolución del futuro del ramo, tal como publicó LaVanguardia.com.

Con un horizonte de vida media de 82’7 años, un 18% de la población mayor de 65 años y el incremento del número de personas que viven más años con más enfermedades, el sector sanitario insta al seguro a conjurarse en la prevención de la salud para evitar que la gente enferme, logra que mejore su calidad de vida y contribuya a hacer sostenible el sistema de asistencia. Algunas preguntas para el debate son: ¿resulta más eficiente sanitaria y económicamente incrementar cada año el número de prótesis implantadas o urge garantizar ejercicio y cuidado a los mayores para evitar la intervención y dar mayor calidad de vida sin operaciones? O tal vez, ¿por qué cada vez es mejor la supervivencia de personas trasplantadas de corazón pero cada vez hay más trasplantes? O esta otra, ¿cómo influir en el sistema educativo, a través del comedor escolar, para educar y enseñar a comer bien y sano desde la infancia?

El presidente del Col·legi de Mediadors d’Assegurances de Barcelona, Lluís Ferrer, afirma que “la prevención forma parte de la esencia del seguro, pero ahora cobra más importancia que nunca”. “Los asegurados –destaca- “no sólo esperan que su seguro les indemnice en caso de siniestro”. Respecto a la salud, la atención sanitaria y la prevención, Ferrer señala que “el bienestar es uno de los argumentos comerciales más potentes de presente y de futuro y es una magnífica noticia para todos nosotros que el seguro esté asociado a este concepto”.

¿Sobrevivirá el seguro asegurando así?

Bajo el epígrafe Prevención y Bienestar: conquistando el futuro, el Col·legi de Mediadors d’Assegurances de Barcelona invitó al exconseller de Salud de la Generalitat de Catalunya, Boi Ruiz, para hablar sobre el papel el seguro en el futuro de la asistencia sanitaria. Para salpimentar la sesión de la Semana Mundial del Agente y el Corredor de Seguros, el responsable de la política sanitaria del Govern de Catalunya entre 2010 y 2016, instó al sector a establecerse en lobby organizado ante las autoridades sanitarias del país para impulsar nuevas políticas públicas globales que apuesten por la prevención y la adopción de medidas firmes que promuevan el bienestar de los ciudadanos.

Ante los principales directivos y ejecutivos del sector asegurador nacional, Ruiz afirmó que “el primer problema de la salud pública es el desempleo” e insistió en que “las políticas de empleo son políticas de salud”. Considerando escaso el recorrido del sector asegurador cambiando de “apelación como seguro de enfermedad a seguro de salud”, Ruiz expuso ante mediadores y corredores que la salud pública se sostiene “con la tres ‘c’ del código genético, el código postal y el código sanitario”. Y lanzó a la audiencia la pregunta clave: “¿van a sobrevivir como aseguradoras si siguen asegurando así?”.

Para el sector salud, auguró el exconseller, el reto es que “el aseguramiento supere el modelo de atención reactiva de la enfermedad y avance en el modelo de atención proactiva de la salud con programas de prevención y promoción de la salud para que la gente no enferme”.

¿Ayuda el seguro de salud a estar más sanos?

La convocatoria de la Semana Mundial 2018 atizó el debate en torno a la reflexión sobre los avances tecnológicos que están cambiando muchos procedimientos en el mundo de la salud. Las posibilidades que ofrece la era digital y los continuos progresos dibujan grandes cambios e importantes avances en este mundo. ¿Es sensible el seguro a esta nueva sanidad? ¿Qué cambios notará el cliente en sus productos de salud? ¿Contratar un seguro de salud ayuda a estar más sano?

Para Luis Sáez de Jáuregui, director general de Distribución y Ventas de AXA Seguros, el envejecimiento de la población obliga a las compañías a trabajar en promover la prevención a través de productos e incentivos para los clientes. Pólizas con descuentos para asegurados con buenos hábitos, incentivos para fomentar conductas saludables, difusión de prácticas sanas, etcétera. Esta compañía, a través de la nueva app AXA health keeper se ha propuesto este nuevo modelo de asistencia en el sector salud, según Sáez de Jáuregui, para “hacer entender al asegurado que esto es un win-win en el que gana el cliente y gana la aseguradora”.

Expone este directivo de AXA Seguros que cada día aumenta en 4’8 horas al nacer la esperanza de vida de las personas, y además, aumenta cada día en 3’6 horas la esperanza de vida de las personas que llegan a los 65 años. Sáez de Jáuregui expone que en 15 años, los hospitales de agudos pasarán a ser de crónicos en un marco en que las compañías no tienen resuelto, por ejemplo, la cobertura de especialidades médicas de cuidados paliativos ni tampoco la longevidad de la población española.

Fernando Marqués, director de Transformación Digital de Sanitas, destaca los programas y aplicaciones en fase de pruebas que su compañía promueve para el control de la diabetes o la hipertensión de sus clientes. Se trata, indica, de “dar valor añadido a nuestras pólizas ayudando con app’s a que la gente monitorice y cuide su salud desde casa”. Con atención médica 24h, Sanitas mantiene el Servicio de Promoción de la Salud, vía telefónica y dispositivos móviles, en materia de nutrición, tabaquismo, apoyo psicosocial e incluso comparte orientaciones para cuidar el bienestar de sus clientas durante el embarazo, el parto y el posparto hasta los 12 años de edad de los hijos. Señala Marqués que “estos programas de consejos, prevención y monitorización de la salud sirven para la fidelización de los clientes que, además, se sienten acompañados y cuidados por la compañía, que genera así un valor añadido a su póliza”.

Por su parte, Santiago Gómez, director comercial de FIATC, considera que el sector asegurador debe esforzarse en conocer mucho más a fondo los perfiles diversos de sus clientes y apostar por la personalización de los productos y servicios. “Se trata” –afirma- “de personalizar sin penalizar al resto de la población tal y como corresponde a la mutualización”. Se manifiesta Gómez a favor de trabajar desde el seguro para el cambio de hábitos de las personas, fomentar la formación y educar a los jóvenes para que cuiden más su salud desde la escuela. Va esta apuesta muy en la línea, en este caso, de los gestores sanitarios que, por ejemplo, sitúan la obesidad no como un problema sanitario, sino un problema educativo.

La salud no tiene precio pero tiene coste

Luis Sáez de Jáuregui detalla que el volumen de primas con respecto al PIB en España se sitúa en torno al 5’4%, y en el ámbito de salud, alrededor de los 8.000 millones de euros. Mientras, en Italia el dato asciende al 8’6%, en Francia al 8’9, en Holanda al 9’5% y en el Reino Unido al 9’6%. Ante esto, propone la urgencia de “recuperar la desgravación fiscal para particulares en el seguro de salud” cómo en día existió.

Para el sector, resulta importante definir también nuevas formas de colaboración entre el ámbito público y el privado para garantizar la viabilidad del sistema global. Mayoritariamente, no se descarta el modelo “cheque” de salud con el que usuario elije la prestación pública o privada si necesita atención sanitaria. Se conseguiría así, afirman, que el asegurado sólo acudiría aún servicio, con lo cual se produciría cierto ahorro en el sistema que lógicamente cabría incentivar y desgravar vía impuestos.

En todo este proceso, según las compañías ponentes en Semana Mundial, resulta clave el papel de los mediadores que, según Francesc Santasusana, secretario del Col.legi, “dan valor añadido al sector y ayudan también con la orientación profesional a la mejora de la salud de sus clientes al transmitir confianza”.

Apuntan algunos sectores de la medicación por su parte, que la tecnología y el mayor conocimiento del mercado y de los clientes debe facilitar la creación de nuevos servicios. En muchos casos, indican desde estos postulados, las compañías recurren a los nuevos recursos tecnológicos pero la base de sus productos sigue siendo la misma.

Los mediadores reivindican su papel profesional a la hora de aconsejar productos aseguradores que también fomenten conductas saludables

Fuente: Vanguardia

Comenta y se parte nuestra comunidad

Somos Seguros no es responsable por comentarios emitidos por terceros en el foro.

Compartir