Como en tantos otros lugares del mundo, la llegada de Uber a las ciudades desató un conflicto con el servicio que prestan los taxistas y París no fue la excepción, por ello en 2015 los choferes de taxis realizaron protesta con quema de neumáticos, bloqueo de carreteras, para denunciar la “competencia salvaje” de Uber.

Como solución al conflicto con la aplicación, las autoridades decidieron regular el servicio y aplicar exigencias para los conductores de Uber.

Foto Ian Langsdon EFE : Coches quemados, conductores de Uber agredidos y enfrentamientos callejeros entre taxistas y la policía fueron el escenario que se vivió en Francia.

Mario González, concejal del Distrito 17 de París, contó que la situación se solventó con la intervención de un legislador. “Se hizo votar una ley sobre las obligaciones de Uber o de cualquier VTC (Vehículo Turístico con Conductor)”

“La situación se resolvió regulando el servicio, exigiendo normas de confort a los vehículos y la profesionalización de los conductores” Señaló González.

“La reglamentación tiene tres objetivos: el primero asegurar la seguridad del pasajero, los autos que utilizan los Uber como cualquier VTC tienen que respetar normas de tamaño, confort, estándar y revisiones anuales”, precisó.

Por otra parte, señaló que también se privilegia toda la cuestión de la responsabilidad del conductor, así “los conductores tienen que tener un seguro de responsabilidad civil ligado a su profesión”.

No obstante, advirtió que “la central que se ocupa de la reserva también tiene que tener un seguro, porque tanto la central que asegura la reserva son responsables solidarios de cualquier accidente”.

“Uber es corresponsable con el conductor de cualquier accidente que pueda llegar a haber”, planteó.

Al ser consultado si en algún momento se planteó prohibir la aplicación, dijo que “en realidad estaba tan generalizado Uber que era imposible prohibirlo y de hecho aparecieron otras”.

Finalmente remarcó que como tercer objetivo se reglamentó la “profesionalización de los conductores”. “Los conductores tienen que seguir una capacitación permanente, y ahora con los taxis conviven mal en el sentido de que no se llevan bien pero conviven”, concluyó.

Por ejemplo en este último caso contó que hay carriles exclusivos para taxis y que no les permiten a los Uber usarlos.

Con información de: Cadena 3 / Lucía González

También le puede interesar: Asisa y Adeslas: Las aseguradoras de salud ideales