En España los talleres mecánicos han iniciado una campaña para intentar frenar lo que consideran “prácticas abusivas de las aseguradoras”, que incluyen la imposición de descuentos de precios a los talleres, negarse a aceptar reparaciones hechas en establecimientos no concertados, la negativa a pagar recambios originales e incluso la imposición de usar como recambios piezas procedentes de desguaces.

Según Cetraa, la Confederación Española de Talleres, “el usuario de seguros debería ser consciente de su derecho a la elección de taller y poder hacerlo valer para garantizarse la calidad de la reparación de su vehículo”.

Según un estudio elaborado por el Inese, un instituto de investigación del sector asegurador, y la empresa de estudios de mercado The Hub Automotive Insights, sólo el 56% de los talleres recomendaría a otro taller trabajar con las aseguradoras con las que ellos mismos se han concertado.

Las compañías pagan menos el precio de la mano de obra en las facturas

Foto Cortesía: Las aseguradoras imponen duras restricciones a los talleres para bajar el precio que pagan por las ­reparaciones 

El estudio, realizado con entrevistas a 376 gerentes de talleres de toda España, centra las críticas de los talleres hacia las aseguradoras en la valoración económica de las reparaciones: el 68% de los talleres señala que las valoran por debajo de los precios que fijan baremos de plataformas como GT Motive o Auda­tex.

“El valor de la reparación lo fija el perito de la aseguradora, que en muchos casos es la que ha de pagarla”, recuerda Armand Higueras, asesor jurídico del Gremi Provincial de Tallers de Reparació de Barcelona.

Cuando la reparación corresponde a los daños de un accidente del que se ha sido víctima, y que paga entonces la compañía del otro vehículo, la situación tampoco mejora, lamenta Higueras.

“Hay un acuerdo tácito entre las compañías, que saben que mañana serán ellas las que habrán de pagar en otro accidentes, para valorar los daños a la baja”

La Confederación Española de Talleres recuerda sin embargo que cuando el afectado no es culpable del accidente no puede aplicarse ninguna restricción a su capacidad de elegir taller.

Foto Cortesía: Las aseguradoras recurren a prácticas que según la patronal contravienen ya el decreto de Talleres

Será entonces el establecimiento el que “puede contratar un perito, obligando a la aseguradora del vehículo culpable, como responsable directo del pago de la indemnización, a costear la reparación del daño en función del precio/hora de tablilla y concediendo prioridad, como establece el Decreto de Talleres, a piezas originales y nuevas en la reparación siempre que no supongan un enriquecimiento injusto para el usuario perjudicado sin culpa”.

Con todo, según el estudio del Inese, el 33% de los talleres destaca que las aseguradoras les desvían clientes “siempre o normalmente” , mientras que es “de vez en cuando” para otro 15%.

“Las compañías llaman y presionan a los accidentados diciéndoles que no les enviarán al perito, o que se retrasará o incluso que no pagarán la reparación, y los clientes se asustan y se llevan el coche”, señaló Higueras. Según Cetraa, “el cliente debería dar menos crédito a las llamadas telefónicas de las aseguradoras porque las hacen para pagar menos, pero eso no implica que le den a él un mejor servicio”.

«Seguros Bilbao, del grupo Catalana, y el RACC-RACE son Las firmas preferidas»

Los mayores problemas, según Higueras, se dan en las reparaciones de chapa. “Para abaratarlas se obliga a comprar puertas o piezas como faros o lunas no homologadas, sino certificadas, que pueden ser hasta el 30% más baratas, pero que a menudo no ajustan bien.

 O ­incluso piezas de desguaces cuando se reparan vehículos más antiguos y la compañía considera que el coste de la reparación es demasiado alto respecto al valor del vehículo”. “Las políticas dependen mucho de las compañías”, reconoce Higueras.

Según el Inese, las compañías mejor valoradas por los talleres son Seguros Bilbao (filial de Catalana Occidente) y el RACC/RACE. En cambio, a la cola están las aseguradora de venta directa, especialmente Línea Directa y en menor medida Génesis y Fénix Directo.

Fuente: La Vanguardia

También Le puede interesar: Desembarca en Argentina un peso pesado del mercado asegurador