La felicidad es una de las emociones que nos causan mayor alegría, en ocasiones podemos llegar a experimentar momento gratos que derivan de ella.  Sin embargo algunas dificultades de la vida nos pueden robar la tan anhelada felicidad, es cuando llegamos a sentirnos tristes o preocupados.

Es cierto que la vida no es siempre color de rosa, a veces hay obstáculos que ponen a prueba nuestra estabilidad emocional, pero en ocasiones no logramos superarlos por el contrario nos mantenemos ahogados en la mala situación.

Sin embargo hoy te explicaremos que nosotros podemos alcanzar una actitud que nos permita sentirnos agradecidos con la vida, a pesar de las malas circunstancias.

Actriz, Modelo, Joven, Mujer, La Moda, Mujeres, Dama

¿Por qué se nos dificulta ser felices?

A medida que deseamos obligarnos a no sentir emociones de tristeza o infelicidad nos lastimamos, nuestro cerebro está diseñado para mantenernos vivos y protegidos, por ello en ocasiones la tarea de hacernos felices no es su prioridad.

Nosotros como adultos responsables y conscientes, podemos llegar a buscar la manera de ser felices ante las adversidades.

No es una tarea fácil mantener una buena actitud, sobre todo cuando las condiciones no son las que teníamos planeadas. Pero siempre hay algo detrás de cada circunstancia difícil, la vida a veces parece gris pero en realidad es un lugar lleno de maravillas.

Persona, Cima De La Montaña, Lograr, Montaña, Logro

Pasos para alcanzar la felicidad

Ser feliz es una virtud que podemos desarrollar a medida que nuestra manera de ver la vida sea moldeada, en vez de cargarnos con pensamientos negativos podemos elegir mirar lo bueno de cada situación.

Elegir ser feliz

Sí aunque parezca difícil o imposible, ser feliz en muchas ocasiones es una decisión, así mismo es  una elección que cada uno puede tomar cuando desee.

A veces tenemos hábitos que nos conducen a la infelicidad como por ejemplo: decirnos cosas negativas, enfocarnos en lo que no podemos controlar o mantenernos en lugares donde no nos sentimos valorados.

En efecto este tipo de conductas que a veces catalogamos como “normales” son en realidad hábitos que nos conducen a una vida llena de oscuridad, donde esperamos que los demás se encarguen de mejorar nuestra realidad, cuando somos los únicos responsables de hacerla mejor.

¿Cómo intentar hallar la felicidad?

Debes verlo como un nuevo hábito por adquirir, así que deberás comprometerte con todo tu corazón en mejorar las conductas dañinas que están haciendo tu realidad menos agradable de lo que te gustaría.

De esta manera puedes comenzar con hacerte consciente de tus pensamientos, analiza la manera en la que te hablas diariamente e intenta notar que muchos de ellos no son reales y que solo te llevan a un estado de desmotivación.

Aceptar que pensamientos tenemos y reemplazarlos con nuevos puede ser esencial para comenzar a construir una nueva manera de mirar la vida.

No te apresures a encontrar la felicidad

Ser feliz no es una obligación, permítete tener malos días y sentir las emociones que no son tan satisfactorias, pero luego de llorar limpia tus lágrimas y trata de buscar un lugar donde puedas estar contigo y si crees en un poder mayor confía a él tus cargas.

A veces nuestros pensamientos nos hacen agonizar, cuando en realidad mucho de lo que nos sucede no tiene nada que ver con lo que pensamos. Así ve paso a paso, la vida está hecha para sentirla, pero eso sí no te desamines ni pienses que estar así es lo correcto, por el contrario anímate a reír cuando te provoque y a hacer aquello que siempre te ayuda a estar mejor.

Puede ser bailar, cantar, dibujar, reír o lo que sea que a ti te haga sentir que estás vivo o viva, que el presente es un regalo y que podemos verlo de una mejor manera si le ponemos una buena intención.

Cambios pequeños que te volverán grande

Hay cambios que debemos hacer que de seguro aunque parezcan pequeños se convertirán en grandes aliados.

Perdonar es uno de los primeros pasos, recordemos que todos somos humanos por lo que es inevitable que nos equivoquemos, piensa en aquellas cosas que has hecho y busca la lección de cada situación, luego date la oportunidad de crecer como persona y hacerlo mejor la próxima vez. Después haz lo mismo con los demás, perdona porque aunque parezca pequeño, perdonarnos y perdonar a otros nos ayuda a liberarnos de cargas pesadas.

Deja ir, suelta todo lo que no te ayuda a sentirte bien, hay otras maneras de vivir, al principio te sentirás incomodo pero seguro que si lo sigues intentando podrás cambiar para mejor.

Esos días cuando todo sale mal recuerda que es normal, no podemos controlarlo todo así que respira profundo y relájate lo más que puedas. No te presiones y prefiere la paz ante cualquier situación, tu salud mental es tan importante como la física así que no te dejes a un lado.

Disfruta las cosas pequeñas como la risa de un niño, un postre o plato que te guste, el viento en tu rostro, el olor de las flores, el amanecer o el atardecer, las nubes, un abrazo, un te quiero todo tiene un motivo para hacerte sentir privilegiado de estar vivo.

Realiza una actividad física, no solo te sentirás con más energía también podrás liberar endorfinas que te ayudarán a sentirte bien contigo mismo.

Da gracias, a veces la queja es nuestra compañera constante pero ser agradecido nos abre las puertas para un mejor mañana, agradecer hasta lo más pequeño puede llegar a alimentar tu alma y tu corazón de formas inigualables.

Hip Hop, Bailarina, Silueta, Hombre, Masculina

Con información de: postcron

También le puede interesar: Asistencia médica gratuita para todos los residentes de Baruta