Inicio Actualidad La aseguradoras “empujan” hacia la sanidad pública a los pacientes con mayor...

La aseguradoras “empujan” hacia la sanidad pública a los pacientes con mayor gasto

110
0
Compartir

En España el sistema sanitario está distribuido en pacientes que tienen Seguridad Social y por otro lado, en relación a los funcionarios existen unas mutualidades como ISFAS para los guardias civiles y militares o MUFACE para los profesores y Policía Nacional, etc. Así, estos pacientes funcionarios pueden elegir la Sanidad por varias vías; ser cubiertos por la Seguridad Social, o por el contrario y en el caso de que no deseen la Seguridad Social, pueden elegir que sean atendidos por la sanidad privada con Adeslas, Asisa o, en el caso de MUFACE, DKV. Así, cuando un paciente elige una de estas aseguradoras, éstas deben prestarle todos los servicios que están en el concierto sanitario.

En este sentido, estos pacientes eligen a principio de cada año si quieren ser tratados por la Seguridad Social o con aseguradoras privadas y en la mayoría de los casos prefieren tener medicina privada. Así, las aseguradoras deben darle cobertura a todas sus necesidades médicas, incluida la oncología, que cuenta con un alto índice en Ceuta. Hay tener en cuenta que aunque los pacientes no vayan al médico, el Estado les paga a las aseguradoras una prima al año de más de 1.000 euros por persona, por lo que a los seguros les interesa que sus “clientes” no consuman recursos, pues reciben una cuantía económica importante anualmente. El problema llega cuando los pacientes enferman o necesitan algún tipo de tratamiento de alta cuantía, porque entonces a las aseguradoras ya no les interesa porque deja de ser retable, lo que ha generado un malestar importante en muchas personas de Ceuta que han necesitado medicación por enfermedad. Consideran que mientras han estado sanos no han tenido problemas, pero cuando enferman se sienten “ninguneados y maltratados” por estas compañías, que empiezan a poner trabas para que cuando tengan que elegir en enero, se decidan por la Seguridad Social y de esta manera ahorrarse el alto coste de sus tratamientos.

Ceuta cuenta con un nivel asistencial 3, por lo que el tratamiento de Oncología entra dentro de los gastos que debe cubrir la aseguradora. Por ello, a los pacientes oncológicos tienen que asegurarles el tratamiento en Ceuta, lo que ocurre es que a diferencia del resto de la península, ni Adeslas ni Asisa tienen hospitales en Ceuta para prestar el servicio de oncología. En este sentido, para evitar el desplazamiento de los pacientes el Ingesa suministraba la medicación que, posteriormente, facturaba a la aseguradora. No obstante, desde hace dos años existe en Ceuta una clínica privada en la que los pacientes pueden recibir el tratamiento. Por ello, aquellos que antes eran atendidos por el Ingesa, ahora se han derivado a la privada. Sin embargo, pese a ello, desde las aseguradoras obligan a que sean trasladados a la península; situación que no entienden las personas afectadas, pues además deben costearse ellos el viaje y el alto precio del tratamiento para, seguidamente, proceder a presentar las facturas en sus aseguradoras, que no cesan en poner “pegas” para proceder al pago del tratamiento.

Así lo han confirmado cuatro pacientes afectados, que se las han “visto y deseado” para que las aseguradoras les abonasen el dinero de un tratamiento que, tal y como aseguran “no debemos adelantar nosotros, pues para eso llevamos años pagando sin estar enfermos”.

La situación es compleja, ya que los pacientes que enferman y necesitan tratamiento lo que desean es “aceptar cuanto antes la enfermedad” sin necesidad de ser “ninguneados, engañados e invitados para que abandonemos la aseguradora porque comenzamos a ser un cliente que no interesamos ya que suponemos un gasto importante”, pues hay que tener en cuenta que los tratamientos son de miles de euros”. Así, estos pacientes lamentan que “la sanidad se haya convertido en una máquina de ganar dinero y que prime más lo económico que la salud de las personas que sufrimos algún tipo de enfermedad”.

“Es muy triste ver el cambio de actitud en las aseguradoras cuando pasas de ser un paciente que no supone coste alguno, a cuando empiezas eres atacado por una enfermedad y necesitas una medicación que, en todo caso, debe cubrir la aseguradora”, señalan.

Fuente: El Pueblo de Ceuta

Comenta y se parte nuestra comunidad

Somos Seguros no es responsable por comentarios emitidos por terceros en el foro.

Compartir