Reducir los lapsos de espera a la hora de conciliar una solución con la compañía de seguros es una de las premisas de cualquier empresa de este ramo, y Seguros El Roble apuesta a ello.

La compañía forma parte de El Roble Seguros y Finanzas en Guatemala, la más grande en Centroamérica, y es la primera aseguradora en la región que utiliza FRISS para la detección automatizada del fraude en el procesamiento de siniestros.

El sistema FRISS, con apenas 6 meses de uso para la detección automatizada de fraude, ha logrado disminuir el tiempo en el procesamiento de siniestros de 45 a 15 minutos.

Cuentan con un volumen de prima de 225 millones de dólares. En seguros de vehículos, Seguros El Roble tiene cuota de mercado de 34,5% lo cual le permite brindar soluciones de negocios eficientes en una economía de escala.

Hace más de 15 años, Seguros El Roble estableció el objetivo estratégico de desarrollar el mercado de seguros en Guatemala ofreciendo pólizas de seguro que permitieran satisfacer las necesidades del asegurado en segmentos hasta entonces no cubiertos por el sector de seguros en el país.

Gracias al uso de diversos métodos de mercadotecnia, la innovación en la creación de seguros y servicios para los asegurados en los sectores autos, salud, vida y accidentes personales ha dado como resultado casi un millón de guatemaltecos asegurados.

Seguros El Roble viene avanzando en un proceso de transformación digital mediante el desarrollo de soluciones tecnológicas innovadoras. Tiene como meta lograr un mayor control de los procesos de transformación de clientes potenciales en clientes reales a través de la suscripción y el procesamiento de siniestros de manera más eficiente.

Hermann Girón Délery, gerente general de Seguros El Roble) dice estar consciente del impacto que el fraude y la evaluación del riesgo tienen sobre el valor vitalicio de los clientes, así como sobre los futuros reclamos fraudulentos.

“El objetivo de este proyecto fue, por lo tanto, implementar una solución estratégica que permitiera migrar de los procesos de revisión y análisis de siniestros de modo manual a procedimientos automatizados, estructurados, eficientes y organizados de manera tal de despejar cualquier duda sobre los siniestros procesados”.

Según sus palabras, la empresa hizo de este proyecto un caso de estudio, dado que ya habían tenido experiencias desafortunadas en proyectos de tecnología informática. “Por lo tanto, la solución debía ser entregada a tiempo y sin excederse del presupuesto. La solución en la detección automatizada del fraude debía estar disponible en línea 24/7, debía permitir no solo filtrar por casos asignados sino la búsqueda en bases de datos externas”.

FRISS

La solución de FRISS para la detección automatizada del fraude fue recomendada por la reaseguradora Munich Re.
“El hecho de que Munich Re escogiera a FRISS como socio estratégico para la prevención y detección automatizada del fraude fue un factor importante a la hora de considerar la solución FRISS. Estamos convencidos de que el uso de la tecnología FRISS, además de la suscripción inteligente, presentará beneficios significativos en los resultados de la empresa”.

Fuente: Macroeconomía