Inicio Actualidad ¿Cómo funcionan las franquicias en los seguros de coche?

¿Cómo funcionan las franquicias en los seguros de coche?

148
0
Compartir

Antes de contratar un seguro para tu coche, conviene tener una noción básica de qué son los seguros con franquicia. Los seguros con franquicia funcionan de la siguiente manera: el asegurado asume pagar una determinada cantidad cuando se produce el siniestro y el seguro asume el coste de todo lo que supere esa cantidad. La franquicia es, por tanto, la cantidad que el asegurado y el seguro pactan que deberá pagar el primero, ya sea una cantidad a tanto alzado o un porcentaje. Hay que tener en cuenta que la cobertura de la póliza es la misma que en una sin franquicia, con la única diferencia de que el riesgo se comparte entre el asegurado y el seguro. Es decir, un seguro todo riesgo con franquicia cubre los mismos siniestros y tiene las mismas coberturas que un seguro a todo riesgo sin franquicia.

La gran ventaja para el asegurado es que al compartir el riesgo con el seguro, la compañía le ofrecerá una rebaja sustancial en la prima de la póliza. La contratación de un seguro con franquicia permite abaratar el precio del seguro en una cantidad que depende de la cantidad franquiciada que el asegurado esté dispuesto a asumir. Es decir: a mayor franquicia, mayor descuento en la prima.

En el caso de un seguro de coche, si el conductor ha contratado un seguro con franquicia de 400 euros, y sufre un siniestro valorado en 800, la aseguradora deberá pagar 400 y el asegurado los 400 de la franquicia. Esto ocurrirá cada vez que se dé un parte. Eso sí, el conductor pagará un precio notablemente inferior al que pagaría por la contratación de la misma cobertura sin franquiciar.

Este esquema tiene una ventaja evidente. Si no se produce ningún siniestro, a final de año habrás ahorrado un porcentaje del precio habitual del seguro, disfrutando de una cobertura similar a la que hubieses tenido con la contratación sin franquicia. Por eso, es muy recomendable contratar un seguro con franquicia para coches nuevos. En este caso, puede ser conveniente contratar un seguro a todo riesgo con franquicia.

También convendrá contratar un seguro con franquicia si eres un buen conductor, tienes una amplia experiencia o sufres pocos percances. Por un precio inferior tendrás una póliza con la misma cobertura que una póliza sin franquicia, y si no sufres accidentes habrás ahorrado una buena cantidad a final de año. De la misma forma, la opción de franquicia es interesante si no utilizas demasiado el vehículo: el riesgo de que sufras un siniestro y debas pagar la franquicia es bajo, y tendrás asegurado tu coche a un precio inferior al habitual.

Además, hay que tener en cuenta que algunas aseguradoras ofrecen coberturas para las que no se aplica la franquicia, pese a que se disfrute del descuento en la póliza. Es decir, para algunos siniestros el asegurado no pagará la cantidad mínima fijada para la franquicia. En estos casos, por ejemplo de seguros a todo riesgo con franquicia, el asegurado con franquicia recibiría la cantidad total para la cobertura de robos, incendios o roturas de luna.

Por último, algunos seguros a todo riesgo con franquicia incluyen la asistencia a personas y vehículo desde kilómetro 0, servicios gratuitos de gestión de multas y asesoramiento legal o la sustitución por un vehículo nuevo en caso de siniestro total

Fuente: La Razón

Comenta y se parte nuestra comunidad

Somos Seguros no es responsable por comentarios emitidos por terceros en el foro.

Compartir