Inicio Actualidad 2 Estos trucos sencillos aumentarán inmediatamente tu energía

Estos trucos sencillos aumentarán inmediatamente tu energía

183
0
Compartir

Con el cansancio cada vez más frecuente en la sociedad actual, esta se está convirtiendo en una de las preguntas más comunes que escucho en mi consultorio.

Muchas personas se sienten cansadas sin entender realmente por qué, y a menudo creen que debe haber una causa médica subyacente. En ocasiones puede haber algo que cause cansancio, pero la mayoría de las veces, la respuesta es mucho más simple.

Según el Real Colegio de Psiquiatras del Reino Unido, una de cada cinco personas se sienten inusualmente cansadas, mientras que una de cada 10 tiene fatiga crónica. Con preocupaciones adicionales sobre la salud y la seguridad, ahora se reconoce la fatiga como un peligro en el lugar de trabajo tanto para los propios empleados como para sus compañeros de trabajo. Pero si no hay causa médica para el cansancio, ¿qué podemos hacer para sentir más energía?

Los enfoques más exitosos se basan en la ley de conservación de la energía. No creamos ni la destruimos, solo la recibimos y la gastamos. Entonces, si aplicamos esto de una manera práctica, podemos ver que los niveles bajos de energía probablemente provengan de gastar más energía de la que recibimos. En términos simples: si estamos sintiendo cansancio es porque con demasiada frecuencia no recibimos suficiente energía de nuestro entorno o usamos demasiada en nuestras actividades diarias.

Suena obvio, ¿no? Tal vez, pero la aplicación de esta práctica ha tenido efectos increíbles en los niveles de energía de mis pacientes y clientes a lo largo de los años.

Estos son algunos “trucos” exitosos que ayudan a las personas a aumentar naturalmente su energía:

1. Comer alimentos integrales

Tomar la forma correcta de nutrientes balanceados que nuestro cuerpo necesita puede tener efectos notables en nuestros niveles de energía. No es raro sentirse cansado y letárgico después de una gran comida desequilibrada (el famoso “mal del puerco”), llena de carbohidratos con almidón y alimentos procesados. Un estudio reciente confirmó que una dieta de alimentos integrales puede aumentar significativamente los niveles de energía.

2. Beber más agua

Según Harvard Health, la fatiga es uno de los primeros signos de falta de hidratación, y se pueden obtener muchos beneficios para la salud al beber más agua. Los estudios han demostrado que incluso la deshidratación leve puede afectar el estado de ánimo y los niveles de energía en mujeres y hombres.

3. Ejercicios de respiración profunda

El Dr. Andrew Weil, un líder en medicina integrativa, ha escrito extensamente sobre el arte y la ciencia de la respiración. He descubierto con muchos de mis pacientes y clientes en las últimas dos décadas que los ejercicios de respiración profunda regulares pueden aumentar los niveles de energía en cuestión de segundos. La próxima vez que te sientas cansado, intenta tomar 10 respiraciones profundas conscientes desde tu diafragma y observa cuán mejor te sientes.

5. Sal a que te dé el sol

Según un estudio realizado en 2010 en Rochester, dedicarle tiempo a la naturaleza por solo 20 minutos cada día ayuda a aumentar la energía y la vitalidad. El autor principal de la investigación, Richard Ryan, concluyó que “la naturaleza es combustible para el alma” y también ayuda a las personas a desarrollar la resistencia a las enfermedades físicas. El estudio también señaló que incluso el simple hecho de recordar experiencias al aire libre ayuda a aumentar los sentimientos de felicidad y salud.

6. Revisa tus interacciones diarias

Todos los días podemos decidir cómo queremos gastar nuestra energía. Como el estrés se asocia con la fatiga, es esencial que nos volvamos más conscientes de cómo usamos nuestra energía. No te expongas a personas negativas constantemente y ten mucho cuidado con qué o quién puedes estar agotando tu energía. Guarda tu fuerza para las causas más meritorias y asegúrate de tomarte un tiempo todos los días para descansar, recuperarte y recargar energías.

Hay otras maneras de luchar contra el cansancio que no tenga una causa médica, y el mejor enfoque siempre dependerá de los factores físicos, mentales o sociales subyacentes que contribuyen al cansancio. Como recientemente se demostró que la gran mayoría de los síntomas de cansancio se consideran principalmente relacionados con el ritmo de trabajo y los hábitos y no con los genes, siempre vale la pena recordar que un problema de estilo de vida también necesita una solución de estilo de vida.

Fuente: Entrepreneur

Comenta y se parte nuestra comunidad

Somos Seguros no es responsable por comentarios emitidos por terceros en el foro.

Compartir