Inicio Actualidad 2 Descubre que hábitos te detienen y cuáles te ayudan a optimizar tu...

Descubre que hábitos te detienen y cuáles te ayudan a optimizar tu tiempo

9
0
Compartir

Tu carácter está compuesto por el conjunto de hábitos, y construyes un hábito cuando repites la misma acción todos los días durante tres semanas.

Los siguientes pasos te ayudarán a conocer los hábitos que te detienen y los que te ayudan.

1.Reflexiona por 10 minutos:

¿Cuáles son mis hábitos que me detienen o hacen daño?
¿Cuáles son mis hábitos que me impulsan o hacen bien?

2. Titula una hoja:

Mis hábitos Tóxicos / Mis hábitos Exitosos.
Debajo de cada título, escribe los hábitos que hayas detectado en la reflexión.
Continúa llenando una nueva hoja por 7 días más; te asombrarán los hábitos que detectarás conforme avanzas.

Por ejemplo, una lista de hábitos Tóxicos sería:

  • Desvelarme todos los fines de semana.
  • Cenar mucho.
  • Ver el teléfono antes de dormir.
  • No desayunar.
  • Dejar todo por todos lados.
  • Impuntual, etc.

Y una lista de hábitos Exitosos:

  • Dormirme a las 10 pm.
  • Cenar máximo las 9 pm.
  • Despertarme a las 5 de la mañana para trabajar en mi persona.
  • Desayunar equilibrado.
  • Colocar cada cosa en un lugar.
  • Planear mi día.
  • Escribir en mi diario.
  • Leer.
  • Reflexionar.
  • Meditar.
  • Visualizar.

Ningún hábito es mejor que otro. El objetivo es conocer en quién te quieres convertir e identificar los hábitos que necesitas formar para ser esa persona. Si se te dificulta identificarlos, puedes aprender de la persona que admiras, que ya recorrió el camino y que se parece a quien te quieres convertir. ¿Qué hábitos tiene?

3. Parte la hoja a la mitad.

Rompe la que tiene tus Hábitos tóxicos, tírala y solo quédate con la mitad que tiene tus Hábitos Exitosos.

Enfócate en ellos.
Aliméntalos todo los días y pronto serán unas bestias que te ayudarán a lograr tus metas.
Además, poco a poco irán desapareciendo los tóxicos.

4. Sé intencional para formar los nuevos hábitos.

Imprime el calendario del mes y colócalo al lado de tu cama.
Antes de dormirte escribe una palomita o cruz, dependiendo si realizaste o no la acción que formará al hábito.
Trata de ver con los ojos de tu mente lo que sucedía en el momento en que realizaste (o no) la acción.
Encuentra los patrones (eso que sucede de manera recurrente) que te ayudan o detienen a realizar la acción.

Por ejemplo: Si quieres formar el hábito de la paciencia y hoy no lo conseguiste porque te desesperaste con los integrantes de tu equipo, recuerda el momento y trata de encontrar lo que sí puedes controlar, tal vez tu teléfono no dejaba de sonar y te estresaste de más, o llegaste tarde a la reunión. Realiza los cambios necesarios.

Celebra tus avances.

Por la mañana ve tu calendario y celebra si tienes más palomitas que taches. Si tienen más palomitas, alza los brazos o sonríe. Siéntete agradecido por estar mejorando. Poco a poco irán apareciendo más palomitas. Si tienes más taches, enfócate en el día que sí lograste tu acción y encuentra la razón por la cual lo conseguiste. Luego trata de repetirlo (esto es encontrar un patrón y utilizarlo).

Recuerda que en esta vida no obtienes lo que quieres; obtienes lo que eres. Y en gran medida eres tu carácter, que se compone por el conjunto de hábitos.

Fuente: Alto Nivel 

Comenta y se parte nuestra comunidad

Somos Seguros no es responsable por comentarios emitidos por terceros en el foro.

Compartir