Como cada año, Nicolás Maduro decretó el aumento de la Unidad Tributaria, facultado a través por el Decreto de Emergencia Económica, pasando de Bs. 177, a Bs. 300, representando un aumento del 69,45%, dejando así al Bono de Alimentación en Bs. 108.000 y el salario mínimo integral en Bs. 148.638,15, aumentando además tramites como por ejemplo: Emisión del pasaporte, Emisión de partidas de Nacimiento, Emisión de licencias de conducir, Registro de documentos comerciales, Registros de vehículos, Sentencias de divorcio y de separación de cuerpos, Actas de matrimonio, Certificados de defunción, Apostilla de títulos académicos, Tasa de salida de Venezuela, Multas e infracciones de tránsito.

El Código Orgánico Tributario -COT- reseña las normativas legales para el aumento anual de la Unidad Tributaria, que entre los aspectos más resaltantes, destaca que debe ser el 15 de febrero de cada año, así como tener presente los cálculos inflacionarios y sobre la base de la variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC), así como tener la aprobación de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional. Ninguno de estos pasos fueron cumplidos por el Ejecutivo Nacional.

Le puede interesar: Aumento de la Unidad Tributaria no se ajusta a los índices inflacionarios

Para iniciar, la fecha en la que se aumentó la Unidad Tributaria está fuera del marco legal, debido a que el anuncio del ajuste se realizó el domingo 19 de febrero, 3 días después de lo que establece la ley. Además, el Banco Central de Venezuela, institución encargada de divulgar los índices inflacionarios y el Índice de Precios al Consumidor (IPC), no publica las cifras. Tercero, la Comisión Permanente de Finanzas y Desarrollo Económico del parlamento, que está presidida por el diputado José Guerra, y demás parlamentarios de la Mesa de la Unidad Democrática, no aprobó dicho aumento.

Dos años consecutivos con el Decreto de Emergencia Económica

Todos estos pasos fueron violados por el Gobierno Nacional, solo con el Decreto de Emergencia Económica: La “presunta” emergencia económica promulgada por quinta vez en Gaceta Oficial, número 41.074, el pasado 13 de enero de 2017, que entre las facultades que le otorga al Ejecutivo, es “facultar a la Administración Tributaria para reajustar la Unidad Tributaria”, sin necesidad de acudir a ningún otro Poder Público.

Con estos aumentos de la unidad tributaria estamos en el peor de los mundos: no protege de la inflación y más bien la aumenta”, dijo el diputado Guerra, asegurando además que ese aumento “no sirve para nada”. Según la firma Ecoanalitica, la inflación estuvo ubicada en 525% en el año 2016. Esta es una práctica común del Gobierno Nacional, desde que la oposición venezolana ganó la mayoría parlamentaria en la Asamblea Nacional, así lo hizo en el 2016, cuando con las mismas facultades aumentó la Unidad Tributaria a Bs. 177, gracias también a un Decreto de Emergencia Económica.