Inicio Actualidad Costa Rica debe implementar seguros cibernéticos

Costa Rica debe implementar seguros cibernéticos

236
0
Compartir

Ofrecer pólizas cibernéticas que protejan información en línea, como datos de cuentas bancarias, correos electrónicos y perfiles en redes sociales es el próximo reto de las empresas aseguradoras que operan en el país.

Así lo analizó Marvin Umaña, presidente de la Cámara de Intermediarios de Seguros de Costa Rica, quien lamentó que no se pudiera adquirir este producto actualmente en Costa Rica.

“No se pueden mantener modelos tradicionales con un esquema tan cambiante y la inclusión de nuevas tecnologías constantemente, que suponen la aparición de nuevos riesgos”, explicó Umaña.

Con nuevos riesgos el experto se refiere a una considerable digitalización de la información y con ella la aparición de múltiples delitos cibernéticos.

Las industrias deben protegerse contra extorsiones, robo de información, gastos legales en caso de demandas por fuga de información e intromisión a la vida privada de las personas en redes sociales.

El riesgo también existe con expedientes clínicos en manos de centros de salud, muchos de ellos, ahora digitalizados.

Asimismo, hay que adaptar el sistema jurídico y de supervisión a esta nueva irrupción digital, según Umaña.

“Los seguros para hardware existen desde hace muchos años, pero ¿qué pasa si la información es robada? Los hackers pueden entrar a tus cuentas bancarias, publicar una calumnia o injuria en redes sociales; las empresas tienen que estar conscientes de las consecuencias”, agregó.

Existen dos tipos de cobertura para los datos virtuales que se podrían implementar en el país, explicó Cecilia Pastorino, especialista en seguridad informática de ESET Latinoamérica.

El primero cubre riesgos directos de la empresa, como la pérdida o el daño de los datos propios. El segundo tipo cubre riesgos “de terceros”, es decir, la responsabilidad ante clientes, el gobierno y las entidades reglamentarias.

En un escenario típico de filtración de datos, la cobertura directa ayudaría con los costos de notificación del ataque, su análisis, las reparaciones o la restauración de los datos, así como los servicios de verificación de identidad para las víctimas.

La cobertura de terceros ayudaría a cubrir los gastos de multas y tasas legales, además de los juicios y denuncias de los clientes involucrados.

“La mayoría de empresas preferirán contar con ambos tipos de cobertura. Las más rigurosamente reguladas, como de los sectores educativo y sanitario, tendrán que asegurarse de contar con una buena cobertura de terceros”, comentó Pastorino.

En lo que respecta al robo de información, toda aquella que pueda ser vendida en el mercado negro es blanco de los atacantes cibernéticos.
Información financiera como datos de tarjetas de crédito, cuentas de “home banking” e incluso criptomonedas o credenciales de cuentas de pagos online como Paypal, son especialmente apetecidas.

Además las credenciales de correos electrónicos y redes sociales suelen ser de las más robadas, ya que son la identidad digital de las personas y también son cotizadas en el mercado negro.

Fuente: La República

Comenta y se parte nuestra comunidad

Somos Seguros no es responsable por comentarios emitidos por terceros en el foro.

Compartir