Inicio Actualidad Conozca los rubros esenciales de los seguros educativos

Conozca los rubros esenciales de los seguros educativos

151
0
Compartir

Un seguro educativo es un plan de ahorro que le brinda la garantía de que, al llegar a la mayoría de edad, sus hijos recibirán el dinero para seguir estudiando la universidad sin preocupaciones, aun si usted llegara a faltar, explica la Condusef.

La educación de una persona, sobre todo en niveles avanzados, requiere en varias ocasiones de cantidades que no pueden ahorrarse de la noche a la mañana, por lo cual planear con anticipación es crucial, pero cuando se hace con ayuda de ciertos productos destinados a ello, es una gran ayuda extra, y para esto los seguros educativos son una opción recomendable.

Un seguro educativo es un plan de ahorro que le brinda la garantía de que, al llegar a la mayoría de edad, sus hijos recibirán el dinero para seguir estudiando la universidad sin preocupaciones, aun si usted llegara a faltar, explica la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

En su publicación mensual “Proteja su Dinero”, la dependencia explica que este tipo de seguros, como cualquier otro, se contrata entre un particular y una aseguradora. El usuario contratante deberá pagar de manera mensual, trimestral, semestral o anual las primas correspondientes hasta que venza el plazo convenido.

Cuando su hijo o hija cumpla la mayoría de edad (18 años), el plazo termina y podrá recibir el ahorro en un solo pago o en mensualidades, según haya convenido previamente con la aseguradora.

Los componentes del seguro educativo suelen ser:

• Ahorro. Son las aportaciones periódicas denominadas primas de ahorro para alcanzar la suma asegurada.

• Protección. Cubre riesgos que podrían afectar el cumplimiento de la meta de ahorro.

•Inversión. El dinero acumulado genera un rendimiento y se capitaliza con el tiempo para que no pierda su poder adquisitivo.

Además, este instrumento se puede contratar en tres modalidades: moneda nacional, dólares o Unidades de inversión (Udis); asimismo la indemnización se puede recibir en un pago único o contratando un fideicomiso en administración que periódicamente se encargará del pago de colegiaturas y el costo de manutención.

Debe saber que además del plan de ahorro, la mayoría de estos seguros suelen incluir también otros beneficios, como el pago de la suma asegurada en caso de enfermedad terminal, muerte accidental o invalidez de la persona que contrató el seguro, pero cada institución ofrece diferentes coberturas, por lo cual es recomendable comparar entre varias opciones.

Recuerde contratar sólo con agentes autorizados que cuenten con cédula expedida por la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas.

Fuente: El Economista

Comenta y se parte nuestra comunidad

Somos Seguros no es responsable por comentarios emitidos por terceros en el foro.

Compartir