Inicio Actualidad 2 Cinco formas de innovar colaborando

Cinco formas de innovar colaborando

186
0
Compartir

La necesidad de las organizaciones en todo el mundo de cambiar no solo procesos o tecnología sino incluso la propuesta que ofrece a sus consumidores, clientes o usuarios en cuanto a productos o servicios, hace evidente que vivimos en una era de cambio coyuntural.

Esto es todo un desafío porque implica redefinir estilos de trabajo y de pensamiento. Pasar de lo estructurado, a lo disruptivo. De lo tradicional a lo trasformador.

Vivimos en una era en la que adaptarse ya no es suficiente. Las organizaciones se ven obligadas a ir más allá, a ser más eficaces y eficientes; a romper paradigmas e innovar. Todo con el objetivo de ser competitivas y tener la oportunidad de posicionarse en la mente de los consumidores, clientes o usuarios finales.

Por ello, sea cual sea la tecnología que se introduzca en las organizaciones, o los nuevos procesos que sean implementados, el talento y el factor humano siguen y seguirán teniendo un papel protagónico. Son los seres humanos quienes crean experiencias, diseñan procesos y generan estrategias para que la tecnología pueda dar los resultados esperados.

Y son los líderes de las organizaciones quienes pueden guiar a las personas a que den lo mejor de sí mismos para crear estas estrategias. Cuando hablo de líderes, no me refiero solamente a las altas cúpulas organizacionales. Líderes son todas aquellas personas que tienen la responsabilidad y la oportunidad de tener personas a su cargo, no importando si es solamente una.

A continuación, cinco consejos que pueden llevar a cabo los líderes para fomentar la innovación en sus equipos de trabajo:

1. Colaboración

Los líderes son agentes clave para promover el intercambio de ideas, al rescatar la diversidad de pensamiento y experiencias que cada colaborador brinda al equipo de trabajo. En pocas palabras, saben el valor que tiene la sinergia. Por ello es importante que los líderes fomenten prácticas como proyectos colaborativos inter-áreas y multigeneracionales y que los logros en equipo sean incentivados y reconocidos.

2. Inspiración

Las personas necesitamos sentir un propósito en lo que hacemos. Cuando los líderes comparten con sus equipos la trascendencia lo que hacen en el día a día, es decir, los “porqué”, pueden realizar su trabajo con un mayor enfoque y su nivel de engagementhacia su trabajo es muy probable que aumente, encontrando mejores soluciones y nuevas formas de hacer las cosas.

3. Asumir que lo disruptivo puede generar errores 

“Salirse de la caja” no es tarea sencilla. Es probable que puedan surgir errores o imprevistos no contemplados originalmente. En este sentido es clave empoderar a las personas, dándoles espacio y oportunidad para que puedan asumir riesgos, tomar decisiones y aprender de los errores. Es a través de este aprendizaje por medio del cual las organizaciones pueden convertirse en entidades inteligentes, que aprendan constantemente y puedan redefinirse. Muchas veces en el “errar” está el ganar.

4. Confianza

La base de todo es la confianza. Es más probable que los colaboradores que se sientan respaldados por sus líderes puedan ser ellos mismos, se atrevan a tomar riesgos y ser responsables por ellos, y se sientan más cómodos dentro de un grupo. Los ambientes de confianza (y no de miedo), alientan a las personas a ser más colaborativas, dando lugar a nuevas soluciones, propuestas e ideas.

5. La innovación está en todos

La innovación debe ser una característica presente en todos los miembros de la organización y no dejarla en manos de un nivel jerárquico o un área en específico. Hoy por hoy, todos debemos tener integrado el “chip” de crear constantemente nuevas formas de hacer nuestro trabajo para elevar la eficacia y la eficiencia en todo momento, independientemente de la función que desempeñe en la organización. De dejar atrás creencias, modelos y estilos de trabajo que pueden no ser tan funcionales en un momento donde todos debemos adaptarnos al cambio.

Si eres de los líderes que siguen pensando que lo que siempre ha funcionado, seguirá teniendo éxito, o que “uno solo puede contra el mundo”, puede que te prives de todos los beneficios que se llegan a tener fomentando la colaboración, más que la cooperación entre las personas.

Llegó el momento de incluirnos a esta “revolución”, desde el punto de vista del liderazgo disruptivo, para enriquecernos de la sinergia que surge cuando las personas trabajan por cumplir metas compartidas y del crecimiento personal y profesional que se puede obtener siendo parte de uno o varios grupos.

Fuente: Entrepreneur

Comenta y se parte nuestra comunidad

Somos Seguros no es responsable por comentarios emitidos por terceros en el foro.

Compartir