Escasez de insumos y repuestos, figura de talleres y proveedores autorizados y deuda de empresas de seguros a los talleres mecánicos son algunas de las situaciones que comprometen al sector y su relación con el mercado asegurador venezolano, denunció el presidente de la Cámara Nacional de Talleres Mecánicos (Canatame) José Manuel González Esquivel.

En declaraciones a la revista Somos Seguros, González Esquivel aseguró que las empresas de seguros violan el derecho a la libertad de elección, consagrando en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. Al momento de exigirle a sus clientes, que utilicen talleres afiliados a sus empresas, y no el que el usuario quiera elegir.

Figura de talleres y proveedores autorizados es ilegal porque limita la libertad de elección para escoger a su proveedor de confianza”, dijo el presidente de Canatame, organización que agrupa a más 312 talleres en la región capital y más de 1.600 en todo el territorio nacional. En una denuncia que llevaron a cabo ante la Superintendencia para promover y proteger la libre competencia, -hoy en día llamada Superintendencia Antimonopolio-, contra las principales 9 empresas de seguros, donde se demostró que dicha figura de talleres autorizados, es ilegal. “Si limitas la competencia y las libertades económicas alguien se beneficia”.

Figura de talleres autorizados los perjudica

“Los talleres autorizados no son iguales que todos, no reciben beneficios, obtienen un volumen de trabajo muy alto a precios muy bajos y además las empresas de seguros les retrasan los pagos”, explicó González Esquivel. A esta situación, se le suma la figura de proveedores autorizados, “que muchas veces cotizan por encima del presupuesto que dijo el taller”. “Presumimos que el sector asegurador tiene mucha mucha utilidad con la figura del taller autorizado”, dijo.

Empresas de seguros, según denuncia el gremio, imponen retrasos en el suministro de repuestos y reparación de vehículos “para que el carro dure más tiempo sin moverse y no corra riesgos”. Explicó además que un choque frontal puede solucionarse en un mes, en condiciones normales, en 15 días, y estas reparaciones se tardan alrededor de 4 meses. Si esto le ocurre a un asegurado, debe ser indemnizado por las empresas de seguros, antes de 30 días después de registrado el siniestro, o realizado el ajuste de pérdidas.

Deuda con talleres mecánicos sigue presente

Actualmente, algunas empresas de seguros manejan deudas con talleres afiliados a la Cámara Nacional de Talleres Mecánicos (Canatame) y con asegurados afiliados a esta organización. La cifra no fue revelada, pero González Esquivel aseguró que “es considerable”. “Pagaron a algunos talleres y unos cuantos asegurados. Hemos hecho gestiones de cobranzas pero siguen con la deuda”, finalizó.

Ajustador de pérdidas, mal llamado “perito”

En el año 2000, Canatame le hizo una consulta a la Sudeaseg para definir que es un ajustador de pérdidas y un perito evaluador. Esto tuvo como resultado la Providencia Administrativa 1521 que estableció que es un Perito evaluador, definiéndolo como el que determina que un bien es apto para ser asegurador y cuál es el valor de ese bien. Mientras que, un ajustador de pérdidas es el que determina los daños sufrido sobre un bien que ha celebrado un contrato de seguro.

Entre los requisitos para ser ajustador de pérdida, se reseña, entre uno de ellos, que “no debe mantener relación de dependencia con empresas de seguros, corretajes de seguros, empleado público ni de reaseguros”. Incluso, la Sudeaseg debería suspender la autorización para ser ajustador de pérdidas, si no cumplen con todos los requisitos.