Inicio Actualidad El aumento de los índices de obesidad y su mortalidad se deben...

El aumento de los índices de obesidad y su mortalidad se deben considerar desde la fijación de precios para el seguro

98
0
Compartir

La obesidad es una epidemia que afecta a casi todos los países del mundo. Por primera vez en la historia, hay más personas que sufren de obesidad que de hambre en todo el mundo, según detalla el último informe de SCOR ‘La obesidad el reto sanitario del siglo XXI’ .

Las causas detrás de este cambio radical son complejas y variadas, donde los factores genéticos, ambientales y hormonales interactúan de maneras complicadas que aún no se comprenden, explica la reaseguradora. Por ello, el informe se centra en analizar los problemas médicos de la obesidad, su impacto en el cuerpo humano y las consecuencias potenciales en los seguros personales.

El enfoque inicial para la tarificación de la obesidad en el seguro de Vida es sencillo, explica SCOR, “basta con ajustar el exceso de mortalidad a las curvas de mortalidad por cualquier causa de acuerdo con el índice de masa corporal (IMC)”. De esta forma, se mostrará que las tasas de exceso de mortalidad se incrementan progresivamente en función del género y el IMC. En la práctica, se debe reconocer que la obesidad es un parámetro que se asocia e integra con otros factores de riesgo cardiovascular: hipertensión, dislipidemia y diabetes, en concreto, detalla el informe. Una simple adición del exceso de mortalidad debido a estas anomalías incrementa la tarificación global de mortalidad y deja espacio para la ponderación de las estadísticas de mortalidad brutas de acuerdo con el IMC.

“El aumento de los índices de obesidad y su exceso de mortalidad asociada se deben considerar en términos de la perspectiva de fijación de precios”, remarca SCOR, que concluye que se ha adaptado un enfoque de precios y seguros que evalúa con mayor precisión el riesgo de mortalidad asociado con la obesidad mediante la integración de diferentes factores de riesgo cardiovascular en su evaluación.

CONSECUENCIAS EN LA TARIFICACIÓN

Las dos consecuencias en la tarificación a efectos del seguro son:

  • No se debe aplicar ninguna sobreprima adicional cuando el IMC sea < 35 para evitar la aplicación de una “doble penalización” si la obesidad está asociada con otros factores de riesgo cardiovascular.
  • Se debe incluir la obesidad en una calculadora de riesgo cardiovascular que considere y pondere automática y adecuadamente el IMC, la presión arterial, el colesterol/HDL y la edad del solicitante para obtener un exceso de mortalidad adaptado al de grandes cohortes de prevención primaria como PROCAM y FRAMINGHAM.

Otros aspectos que remarca el informe es que en el caso de un IMC superior a 40, el riesgo es asegurable siempre que otros factores de riesgo cardiovascular y pulmonar estén bajo control. Por encima de un IMC de 50, el enfoque del seguro es discrecional. Finalmente, los pacientes que se hayan sometido a una cirugía bariátrica podrán ser valorados teniendo en cuenta su IMC actual y su IMC preoperatorio, “siempre que haya transcurrido un tiempo suficiente desde la cirugía y no existan complicaciones”. Asimismo, la reaseguradora ha desarrollado una calculadora, disponible en su herramienta de tarificación SOLEM, que considera automáticamente estos parámetros para obtener una tasa de mortalidad global.

Fuente: Inese

Comenta y se parte nuestra comunidad

Somos Seguros no es responsable por comentarios emitidos por terceros en el foro.

Compartir