Inicio Actualidad Aseguradoras se alistan a competir con los bancos por la hipoteca inversa

Aseguradoras se alistan a competir con los bancos por la hipoteca inversa

200
0
Compartir

Eduardo Morón, presidente de la Apeseg, explicó a Gestión Perú cómo será la participación de las empresas de seguros en el desarrollo de este nuevo producto con un fin previsional, cuyo reglamento estará listo en 90 días.

A una semana de la publicación de la ley que crea el sistema de hipoteca inversa que permitirá al propietario de una vivienda acceder a un crédito, similar al de una pensión, a cambio de su casa que pasará a manos de la entidad financiera cuando este fallezca, las aseguradoras se alistan para dar batalla – ahora a los bancos – en el otorgamiento de este nuevo producto.

Eduardo Morón, presidente de la Asociación Peruana de Empresas de Seguros (Apeseg), explicó a Gestión.pe, que este producto – cuyo reglamento deberá ser publicado en 90 días por el Ministerio de Economía y Finanzas – debería ser diseñado como una típica renta vitalicia, dado que se garantizará así el cobro de una renta fija al dueño del inmueble hasta su fallecimiento teniendo como respaldo su casa.

Bajo este esquema, dijo, se cubre el riesgo de longevidad del titular de la vivienda que decida – en conjunto con su familia – aplicar a este producto con fin previsional. “Este no es un problema para nosotros ( las aseguradoras) porque ya tenemos experiencia en el manejo de la renta vitalicia, pero si para los bancos ya que ellos no están acostumbrados a lidiar con productos de tan largo plazo”, afirmó.

El último viernes, como se recuerda, desde la Asociación de Bancos (Asbanc) se solicitó a las entidades encargadas en la elaboración del reglamento de la hipoteca inversa que este sea un producto atractivo comercialmente para los bancos, al advertirse algunos riesgos relacionados a los herederos, la tasación del inmueble y a la longevidad.

En la práctica, la hipoteca inversa podría desarrollarse – como ocurre en España – como una hipoteca inversa simple; una hipoteca inversa combinada con renta vitalicia y una renta vitalicia inmobiliaria.

En el caso del primero, la entidad financiera brindaría una renta fija mensual al propietario de la vivienda por un tiempo determinado, por ejemplo 20 años, de acuerdo al valor de la vivienda que aplique a este sistema. El detalle es que en este primer caso quien asumiría el riesgo de longevidad sería del dueño de la vivienda dado que pasado este tiempo, la entidad financiera aplicaría la garantía, es decir, tomaría posesión del inmueble y el dueño de la vivienda – que puede vivir más de 20 años – se quede sin propiedad.

Mientras que en el segundo esquema, la entidad financiera propondría el producto aunado a una renta vitalicia que cubra el riesgo de longevidad del propietario del inmueble.

“Los bancos no ofrecen rentas vitalicias sino un flujo de pensión por un periodo determinado de tiempo, 20 años por ejemplo, pero se obligaría al propietario de la casa a contratar un seguro de renta vitalicia que le asegure el cobro de una renta fija hasta su fallecimiento”, detalló.

Este esquema sería financiado por el valor del inmueble que aplique a la hipoteca inversa combinada con una renta vitalicia. “Lo que se estaría adquiriendo (con el valor del inmueble) el propietario de la casa, es una renta temporal y un seguro de longevidad”, especificó Morón.

Para el economista, a partir de este segundo esquema es que debería empezar a funcionar la hipoteca inversa en el mercado peruano, dado que sería muy peligroso que el riesgo de longevidad sea asumido por quien desee aplicar a este producto.

Mientras que el último esquema sería otorgado por las empresas aseguradoras, que implica el otorgamiento de una renta vitalicia hasta el fallecimiento del propietario del inmueble, que saldría del valor de la vivienda que aplique a este sistema. Tras su fallecimiento, la titularidad del casa pasa a manos de la aseguradora.

“Ese valor (de la casa) le permitirá (a su dueño) comprar una pensión determinada y vitalicia. Si la persona fallece, nosotros nos quedamos con la vivienda”, especificó Morón.

En esa línea, el presidente de la Apeseg reiteró que existe el interés de las aseguradoras por ofrecer la hipoteca inversa y competir directamente con los bancos, si es que en el reglamento se preocupa de que la garantía (el inmueble a cambio de la renta vitalicia) sea real.

” Tanto las instituciones financieras como las empresas de seguros deseamos tener la total certeza de la titularidad de la vivienda que aplique a la hipoteca inversa, es decir, que sea de quien lo solicite. Si esto no ocurre, este producto no camina”, subrayó.

Fuente: Gestión

Comenta y se parte nuestra comunidad

Somos Seguros no es responsable por comentarios emitidos por terceros en el foro.

Compartir